¿Qué debemos recordar sobre subsidio al empleo?

Por Dr. ©Salvador A. Galicia Anaya.

Las reformas de la miscelánea fiscal 2018 han generado pequeños cambios al último sistema fiscal, incorporando para el presente año unas nuevas, cuyo propósito de traer mayores beneficios al empleador, entre ellos: generar procedimientos sencillos y transparentes a través de un mejor control de las cuentas.

El subsidio al empleo ha sido un importante instrumento de apoyo fiscal para poder beneficiar de manera directa a los trabajadores de menores ingresos mensuales, por lo que este procedimiento podrá aplicarse exclusivamente en aquellos casos en que el ISR que esté a cargo del trabajador llegue a ser inferior al subsidio, de acuerdo con la tabla de subsidios al empleo publicadas en el Diario Oficial de la Federación (DOF) el pasado mes de diciembre de 2017, y así, en caso de que este sea a favor, el empleador deberá entregar de manera obligatoria la diferencia al trabajador.

Como es conocido, el subsidio al empleo es aplicable estrictamente a aquellos contribuyentes que perciban ingresos de acuerdo con la fracción I del artículo 110 de la Ley del Impuesto Sobre la Renta (ISR), cuya única excepción será la de los ingresos percibidos por concepto de primas de antigüedad, retiro e indemnizaciones, o cualquier otro pago por generado por motivo de separación, gozando del subsidio correspondiente al aplicar el impuesto que resulte a su cargo en términos del artículo 113 de la misma ley. 

Las tablas de subsidio para el empleo publicadas en diciembre de 2017, aplicables a partir del 2018, se encuentran expuestas en el rubro B y con los numerales 1, 2, 3, 4 y 5 según sea cada caso. Una vez que el subsidio al empleo se haya aplicado y pagado al trabajador, de acuerdo con el procedimiento vigente, este podrá ser acreditado directamente contra el ISR a cargo del patrón, o bien, contra aquellas retenciones de ISR que hayan sido aplicados a terceros.

Es importante recordar que, existen determinados requisitos imprescindibles para poder aplicar el subsidio al empleo en el ISR y este pueda ser acreditable. Se listan algunos a continuación:

  • Llevar un registro pormenorizado de los pagos por salarios y demás prestaciones o beneficios.
  • Conservar todos los comprobantes fiscales que confirmen el monto de ingresos pagados a los contribuyentes.
  • Cumplir con todas aquellas obligaciones explícitas de las fracciones I, II y V del artículo 99 de la Ley del ISR.
  • Conservar los escritos que hayan presentado los trabajadores.
  • Presentar antes del 15 de febrero de cada año ante las oficinas autorizadas la declaración que incluya la información y cantidades pagadas por concepto de subsidio al empleo  correspondiente al ejercicio inmediato anterior.
  • Haber pagado las aportaciones de seguridad social a cargo de los trabajadores que gozaron del subsidio para el empleo.
  • Tener los comprobantes fiscales que fueron entregados a sus trabajadores.
  • Haber proporcionado a las personas que les hayan prestado cualquier servicio personal subordinado el comprobante fiscal que incluya el monto total de subsidio al empleo que se haya determinado durante el ejercicio fiscal correspondiente.
  • Haber entregado, en su caso, al empleado que haya resultado con monto a favor de manera efectiva y oportuna el total de subsidio que le haya correspondido durante cada periodo.

Esperamos que esta información te sea de gran utilidad para aplicar de forma adecuada los subsidios si corresponden a la organización donde laboras.

 

Síguenos en Facebook

Contenido relacionado:

Contenido recomendado: