tecnología en contaduría

¿Cómo enfrenta el Contador Público el uso de la tecnología?

Por: Alberto Copado

La tecnología nos ha alcanzado y como profesional debes estar preparado, tanto para enfrentar los retos como para ser más productivo y dedicar tiempo suficiente a aquellas tareas más estratégicas que solo “arrastrar el lápiz”.

Hoy nos vemos inmersos en la cuarta revolución industrial, bautizada por los alemanes como revolución 4.0, caracterizada principalmente por la enorme cantidad de sensores que nos rodean que constantemente producen pitidos, silbidos o vibraciones que nos alertan que una acción se está desarrollando, terminando o alertando simplemente; no se tiene una fecha exacta de su comienzo y eso se debe a la enorme velocidad con la que se están sucediendo los avances tecnológicos.

Para los nativos digitales, esa clase de sonidos no les son indiferentes por el contrario son como alertas que les han permitido eclosionar su propio lenguaje, acortando palabras como “que” por “q”, cambiándolas por signos, letras y números “por qué” por “xq”; el uso de la @, la app, el wap, el blog, textear, son su día a día.

Varios elementos conforman esta llamada revolución, por mencionar dos más diremos que la integran la inteligencia artificial y las grandes bases de datos.

Esta implosión ha sido capaz de darnos acceso a enormes cantidades de información; a una comunicación de voz, de imagen, de video y de datos mucho más rápida y desde cualquier lugar en el que nos encontremos.

Si bien aún no alcanzamos a comprender este cambio digital y las implicaciones que tiene, nos es anunciado ya otro cambio superior a la revolución 4.0, la revolución liderada por la genética y las ciencias de la vida.

Con el planteamiento de Juan Enriquez Cabot y sus colaboradores sobre el mapa del genoma humano abre una puerta más grande para el desarrollo de las tecnologías. Para él, “la tecnología es una palanca que permite generar un efecto desproporcionado sin la necesidad de que muchas personas intervengan”.

Bajo esta ponencia, a la cual asistí en 2016, anunciaba cambios en la forma de sembrar alimentos, producir medicamentos, nuevas formas de negocio, nuevas formas de producir energía, etc.

Para los que somos de a pie y no científicos, esos cambios se nos hacen incomprensibles; sin embargo éstos nos están cambiando el día a día constantemente. Dejemos lo científico para ellos y volvamos la vista para identificar como se está enfrentando la profesión contable a esto llamado tecnología:

Vemos cómo los cambios tecnológicos le han permitido a la autoridad obtener un mayor y mejor control del volumen de información que generan los contribuyentes sobre sus operaciones. El involucramiento entre la autoridad-tecnología-contribuyente se va generando de manera casi instantánea en algunos casos, mientras que en otros la generación y captación de cierta información contable-fiscal se requiere de periodos específicos, así pues la autoridad ha permitido realizar un gran número de procesos a través de sus sistemas y aunque varios no cuentan con un formato predefinido si permite realizarlos por medio del Buzón Tributario.

Así pues, debemos usar la tecnología a nuestro favor:

  • Utilizando un buen Sistema de Contabilidad que permita la captación y generación de información digital, así como enlaces con el Sistema de Administración Tributaria.
  • Sistemas reporteadores que nos permitan la construcción y modificación de los mismos.
  • Utilización de un sistema amigable que nos permitirá subir, controlar y corregir información.
  • Contar con sistemas que nos permitan generar información que de manera directa pueda conectarse con algunos programas del SAT para cargar la información de las declaraciones a presentar.
  • Usar sistemas que nos ayuden a controlar y a eficientar modelos de negocio.
  • El uso de tecnología nos ha permitido acortar distancias y trabajar de manera remota desde donde se cuente con una conexión a internet.
  • Debemos estar familiarizados con hojas de cálculo así como programas de bases de datos.
  • Utilizar programas que sean facilitadores de tareas.

Es importante entender que el uso de la tecnología puede ayudar a los Contadores a ser más eficaces, a manejar un mayor número de operaciones con un menor número de errores. Para no quedar fuera de este tsunami de avances tecnológicos, los Contadores deben tomar acciones, y proponer cambios que les permitan la adaptación y supervivencia a estas nuevas tecnologías:

  • Desde el punto de vista educativo, como alumnos o docentes debemos permitirnos el uso de herramientas tecnológicas afines a la profesión del Contador Público como el conocimiento y uso de computadoras, programas contables, programas para el manejo de bases de datos, programas para el uso de comunicaciones remotas y sistemas que nos permitan la construcción y control de información, financiera, contable y fiscal.
  • Desde el punto de vista laboral, capacitación constante en procedimientos de captación de información, manejo y archivo de información digital, así como conocimiento y actualización en las nuevas formas de presentación de información contable y fiscal a las diferentes dependencias.
  • Desde el punto de vista personal, compromiso para el manejo confidencial de las información digital, compromiso para el conocimiento de las diferentes plataformas utilizadas por las dependencias gubernamentales para el pago y presentación de información contable y fiscal.

Bajo un punto de vista tripartita de quienes participan en este cambio sector privado-profesionistas-sector público (entendiendo dentro del sector privado y público también a las instituciones educativas y dentro de profesionistas no solo a los Contadores sino a toda la gama de profesiones porque seguramente ninguna se quedará fuera de todos estas tecnologías) un compromiso mayor atendiendo y advirtiendo primeramente de los cambios productivos y de mano de obra por la adaptación de tecnologías autónomas en las industrias, la educación será un factor primordial y determinante para la adaptación de los nuevos procesos productivos.

No debemos tener miedo al cambio tecnológico, digital-genético porque como dice el escritor Hernán Casciari en uno de sus cuentos cortos “con tantas tecnologías el hombre se ha inventado infinidad de comodidades en casa, con un aplauso o chasquido de los dedos se puede encender o apagar las luces, pero nadie aún ha inventado alguna máquina para quitar el tedio de hacer la cama”, porque sí podemos, vivamos fuera de la cubeta como Magua Romero en su programa.

Síguenos en Facebook

Contenido recomendado:

Los comentarios u opiniones contenidos en los artículos publicados en Soy Conta, son responsabilidad de su autor, pudiendo ser distintos a los criterios dados a conocer por las autoridades fiscales; tampoco representan una asesoría, consejo o prestación de servicios de ninguna índole. 2018. Se prohíbe su reproducción total o parcial.

 

 

error: Content is protected !!